Facebook Pixel

Este es el lugar donde interactuamos

Vos me escribís, yo te leo y te respondo

Podés preguntarme o contarme lo que quieras.
Podés enviarme fotos de tu obra, de tu casa decorada, de lo que se te cante.
Yo las veo, escribo alguito y las publico acá.
Podés sugerirme un tema para que escriba algo también.
Lo vamos viendo, ¿te parece?

NotasConstruir

Revoques grueso y fino: diferencias y usos

Todo lo que tenés que saber sobre los revoques, en esta nota.

Resulta que no sabíamos todo sobre los revoques.
Es decir, sí, sabíamos que uno va antes que el otro pero ¿entendés la importancia que tiene el revoque en la casa terminada y en la durabilidad de la obra?

Vamos por parte:
El primero que se hace en la obra es el revoque grueso. La función es tapar con mezcla las superficies de ladrillo, por ejemplo. Es fundamental que ese revoque es esté bien hecho porque luego se adhiere sobre éste el revoque fino, que es la terminación de la pared.


Revoque fino es una capa de mezcla mucho más finita que tiene que quedar perfectamente adherida al revoque grueso para que no se caiga, fisure ni salte.
Este revoque puede ser liso, con textura rallada o bolseado (grosor irregular para lograr una superficie como de piedra. Se usa bastante en una de las paredes o columnas par darle un aspecto decorativo diferente).

Es fundamental tener en cuenta que, para aplicar el revoque grueso, la pared debe estar bien mojada, si no el ladrillo absorbe toda la humedad de la mezcla quitándo la capacidad de pegamento que tiene el cemento. Es decir, no se adhiere la mezcla al ladrillo.

¿Tenías tan claro cómo funcionaban los revoques?

Otras notas que te pueden interesar